Cómo usar alcohol para desinfectarse de forma segura

El alcohol en gel, líquido, en aerosol o espuma, es un producto que se emplea como complemento del agua y el jabón para lavarse las manos que se hizo muy común con la pandemia de COVID-19. El alcohol mata alrededor de un 99,99% las bacterias en un minuto, y es un efectivo viricida y fungicida que se caracteriza por la rapidez del comienzo de su acción (15 segundos aproximadamente).

Los desinfectantes para manos a base de alcohol contienen porcentajes muy altos de etanol (alcohol etílico) y propanol (alcohol isopropílico). Estos tipos de alcohol se clasifican como líquidos inflamables, por lo que ambos presentan un peligro de incendio, es por ello que se deben tomar precauciones para un uso y almacenamiento seguros.

Si bien es inflamable, el alcohol se evapora rápidamente en las manos si se aplica de manera correcta, siguiendo las instrucciones del fabricante. El accidente sucede si, tras su aplicación, nos exponemos a una fuente de calor (llama o chispa) y si no lo aplicamos correctamente.

También hay que tener en cuenta que el uso de alcohol conlleva otros riesgos:

  • Causa intoxicación etílica después de su ingestión.
  • Puede causar irritación en la piel, menos visible, que la causada por el jabón.
  • No se debe aplicar sobre heridas y mucosas. Se debe evitar el contacto con los ojos.

¿Cómo limpiarse las manos con alcohol sanitizante de forma segura?

  • Aplicar el producto en la palma de una mano.
  • Frotar las manos juntas entre sí.
  • Refregar el producto sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que se sequen.
  • Este proceso debe durar alrededor de 20 segundos.

Recomendaciones para usar correctamente el alcohol desinfectante de manos:

  • Mantener el producto fuera del alcance de los niños.
  • Mantener los recipientes bien cerrados cuando no estén en uso.
  • Mantener los desinfectantes alejados del calor, chispas, llamas abiertas, superficies calientes, etc. No fumar.
  • No usar el sanitizante en espacios cerrados o espacios sin mucha ventilación (por ejemplo, dentro de automóviles, mejor con las ventanas bajadas).
  • No guardar desinfectantes de manos dentro de los automóviles durante el clima cálido o caluroso.
  • Alejar el producto de agentes oxidantes (por ejemplo, cloro granulado).
  • No colocar dispensers de alcohol encima o cerca de fuentes potenciales de encendido, como interruptores de luz y enchufes eléctricos, o al lado de botellas de oxígeno, debido a un mayor riesgo de ignición de vapor del alcohol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .